10 claves para decorar una habitación infantil

10 claves para decorar una habitación infantil

Una vez que nuestros hijos están listos para tener su propia habitación, seguramente se encontrarán entusiasmados de contar con un espacio diseñado a la medida de sus gustos personales. Por nuestra parte, también estaremos emocionados con el hecho de hacer a nuestro pequeño feliz ayudándole en la decoración de su dormitorio. Por supuesto, lo primero que debemos hacer en este sentido, es preguntar al niño lo que él o ella realmente desea, y a partir de ese punto, tratar simplemente de conceptualizar el modo en que llevaremos a cabo la decoración, analizando aquello que ya tenemos y lo que necesitamos adquirir.

Dependiendo del tema de la habitación, el proyecto podrá resultar caro o asequible, por lo que es importante planificar nuestro presupuesto debidamente para poder brindar a nuestros pequeños la habitación de sus sueños. No obstante, a medida que diseñamos el dormitorio, debemos tener en cuenta además que se tratará de un aspecto que va a la par de la edad y el desarrollo del niño. ¡Un adolescente no querrá dormir en un dormitorio infantil! Así que, por ahora, te proporcionamos estos consejos muy útiles para diseñar la habitación de tu pequeñoy hacer que se sienta feliz en ella.

1. Utiliza cortinas brillantes de colores

Las cortinas coloridas son ideales para la habitación de un niño, aunque debes tener presente que estos colores deben combinar con el resto de la decoración dentro del dormitorio. Los colores brillantes de las cortinas le aportarán sin duda un aspecto más nítido y limpio al lugar, además de que podremos colocar una cenefa para disminuir la luz que proviene desde lo alto durante el día.

También podremos colocar persianas para ser utilizadas durante la noche, con colores que complementen con el resto de las tonalidades en la habitación. Si necesitas inspiración, en http://www.pequehogar.com/ideas-para-habitaciones-infantiles encontrarás muchas habitaciones para niños llenas de color que te inspirarán.

2. Utiliza los juguetes del pequeño como decoración

Los juguetes de los niños son muy coloridos, además de que vienen en diferentes tamaños y formas, por lo que no será difícil utilizarlos como elementos decorativos dentro de la propia habitación. De esta manera, estaremos ahorrando también espacio de almacenamiento. Puedes utilizar ganchos para colgar los juguetes grandes, mientras los pequeños irán de maravilla en estantes abiertos o anaqueles. Si organizas los juguetes de una manera creativa, verás que podrás lograr una decoración muy hermosa.

3. Utiliza pinturas y afiches

Para la pared de la habitación puedes elegir una pintura de color brillante, y combinarla con algunos afiches o lienzos. Además de la pared, también puedes colocar estos elementos en armarios y muebles similares, e incluso probar con todo un mural para la pared y dejar que se muestren en él los temas favoritos de tu pequeño (flores, coches de carrera, etc.).

4. Utiliza telas que se ajusten a la habitación

Para la ropa de cama, sería ideal emplear un tema que coincida con la decoración general de la habitación. Opta por sábanas, fundas y edredones que combinen entre ellos y que además sean lo suficientemente confortables. Adicionalmente, podemos incluir algunas almohadas de más para enfatizar la sensación de comodidad. Por otra parte, si logramos combinar efectivamente las cortinas con la ropa de cama, le daremos a la habitación una armonía perfecta.

5. Decora el techo

El techo también puede ser nuestro aliado a la hora de decorar la habitación del niño. Puedes adornarlo con objetos fosforescentes que se iluminen en la oscuridad, y recrear todo un firmamento de estrellas, personajes de cuentos o cualquier recurso que le permite relajarse a la hora de dormir.

6. Coloca objetos educativos en la habitación

No debemos limitarnos solamente a un buen diseño, debemos además asegurarnos de colocar elementos que podrían contribuir al aprendizaje del niño, como por ejemplo, libros, mapas y juguetes didácticos. De esta manera, nuestro hijo podrá divertirse y aprender al mismo tiempo.

7. Utiliza fotos para decorar

Aprovecha aquellas imágenes que recreen los momentos más preciados del niño. Puedes incluir fotos tomadas durante las vacaciones, en la escuela, practicando deportes y muchas más. Incluso puedes ir un paso más allá, y crear toda una pared de fotos enmarcadas en varios tamaños.

8. Emplea formas innovadoras de almacenamiento

Las zonas de almacenamiento son importantes para el dormitorio de un niño, pues no sólo ayudan a mantener el espacio recogido, sino que contribuyen a fomentar la disciplina y los buenos hábitos del pequeño. Asigna diferentes áreas para los juguetes y la ropa, y acostúmbralo a regresar las cosas a su lugar.

9. Cubre el suelo

Debido a que el pequeño seguramente permanecerá la mayor parte del tiempo jugando en el suelo, coloca una alfombra en rollo para proteger sus pies, rodillas, manos y demás partes del cuerpo. No olvides que el diseño de la alfombra debe jugar con el resto de la habitación, y si lo prefieres, puedes emplear alfombras de goma.

10. Coloca una pantalla para lámparas

Para contar con suficiente luz durante la noche, puedes recurrir al uso de una lámpara. Existen una gran cantidad de lámparas con diseños diferentes, por lo que encontrar la que se ajusta al tema de la habitación no será difícil. No obstante, siempre puedes encontrar una pantalla en blanco para la lámpara y decorarla de acuerdo al gusto del pequeño.

Artículos relacionados
Ideas prácticas para la decoración de dormitorios. Guía de consejos para decorar una habitación.