Papeles pintados infantiles

Papeles pintados infantiles

Decorar las paredes de las habitaciones de nuestros hijos no es una labor sencilla. Todos queremos darle un toque de alegría a éstas pero no queremos perturbar su descanso ni apabullar con los colores vivos. ¿Qué hacer entonces?

La opción de los papeles pintados infantiles es la que más adeptos está teniendo actualmente. En el siguiente artículo analizaremos las ventajas que éstos nos aportan y sabremos los aspectos que debemos tener en cuenta con este tipo de papeles.

El primer aspecto que debemos tener en cuenta es la edad del niño para elegir en consonancia el papel. Y no lo decimos solo por el estilo del papel, sino por el tipo de papel pintado que elijamos. Para los niños más pequeños debemos elegir un papel lavable para que pueda soportar bien las huellas de las manos y de los pies de los niños, la suciedad y posibles dibujos que realizará. Si el niño es más mayor ya podremos optar por todas las opciones como vinilos, papeles tradicionales, etc.

Siguiendo con este tema, aconsejaros que optéis por papeles de calidad ya que el ajetreo que debe resistir este papel pintado es elevado. La habitación de un niño es de las más sufridas que hay en la casa, y sus muebles y complementos deben estar preparados para aguantar esa exigencia.

En cuanto al diseño del papel, la variedad es inmensa, tanto a nivel de colores como a nivel de motivos. A poco que mires verás que puedes encontrar desde modelos sencillos para habitaciones clásica hasta otros llenos de fantasía para dormitorios más atrevidos.

Para los colores del papel lo mismo: puedes quedarte en los clásicos azules o rosas, o puedes atreverte a cambiar e introducir colores llamativos como el verde, el naranja o el amarillo y crear un espacio lleno de alegría.

Desde aquí te aconsejamos que pidas “consejo” a tu propio hijo para descubrir como le gustaría que luciese su habitación, la temática de ésta. Actualmente es posible encontrar papeles pintados decorados con superhéroes, coches y motos, animales, seres mágicos y todo lo que te puedas imaginar. Este tipo de decoraciones temáticas puedes completarla con la elección de los accesorios y de los objetos que compongan la habitación infantil.

Ni que decir tiene que la forma de aplicar el papel dependerá de vuestros gustos. No es obligatorio empapelar toda la habitación. De hecho está muy de moda empapelar solo una pared dentro del espacio, dejando el resto de paredes con un color solido (o papel pintado de un solo color).

Si quieres darle un pequeño toque divertido (y elegante a la vez) a las paredes del dormitorio con el papel pintado, siempre puedes optar por colocar una especie de cenefa a media altura con papel pintado de motivos divertidos.

Si quieres inspiración e ideas, en la galería de imágenes que cierra el artículo encontrarás muchos ejemplos de dormitorios infantiles con papeles pintados decorando sus paredes.

Artículos relacionados
Ideas prácticas para la decoración de dormitorios. Guía de consejos para decorar una habitación.