Dormitorios de matrimonio

Dormitorio de matrimonio moderno

Una de las habitaciones quizá más difíciles de confeccionar son las de matrimonio, ya que ésta debe reflejar el gusto de los dos, ambos debéis sentiros cómodos en ella, la personalidad de los dos miembros de la pareja debe plasmarse, etc.

Pero no te preocupes que queremos ayudarte a decorar vuestro dormitorio de matrimonio, y para ello hemos preparado una serie de pautas generales que os serán de gran ayuda. Úsalas a modo de pautas generales y seguro que tienes éxito con el interiorismo de este espacio.

Primero de todo me gustaría empezar con una pauta no decorativa, pero sí que es crucial para que la decoración sea acertada. Debe existir una excelente comunicación entre la pareja y la gran mayoría de decisiones debe tomarse por consenso.

De no hacerse así, es muy probable que la habitación se decante hacia un miembro de la pareja y quizá la otra persona no se sienta partícipe de la decoración y, por tanto, se sienta poco a gusto.

Lo normal es que esto ocurra con las mujeres, que por la desgana de los hombres acaben mirándolo todo ellas, pero debemos intentar hacer partícipe también al conyugue. ¿Cómo? Pues cuando investigues y veas cosas apropiadas consúltalas con él, si dudas entre varios elementos haz consenso y que su opinión decante la balanza, guarda catálogos y enséñale las cosas que te han gustado, etc.

Ahora sí vayamos a consejos decorativos. La iluminación es uno de los factores a mirar. La luz general debe ser potente y central, ideal para las acciones cotidianas de las primeras horas de la noche. Pero para los momentos previos de acostarse, lo ideal es escoger buenas lámparas auxiliares para que uno pueda leer u hojear algo sin molestar al otro.

Otro punto problemático son los armarios de la habitación. Son generalmente las mujeres las que ocupan gran parte de ellos, pero entre los dos hacéis muchas cosas, así que es importante escoger buenos armarios de almacenamiento. Por supuesto búscalos funcionales y que aprovechen al máximo el espacio. Si tenéis la posibilidad de colocar armarios empotrados, mejor que mejor.

El tamaño de la cama dependerá de vuestros gustos y, sobre todo, del espacio que os permita el dormitorio. Desde aquí os recomendamos que estudiéis muy bien el espacio del que disponéis y que elijáis la cama más grande que podáis permitiros, porque luego ambos queréis vuestro espacio en la cama y eso puede provocar “roces”.

Y por último concluiremos con el estilo del dormitorio. Éste es esencial que lo elijáis entre ambos, porque el estilo marcará en gran medida las sensaciones de ambos dentro de la habitación. Si no conseguís poneros de acuerdo, lo mejor es que os decantéis por elementos neutros tirando a clásicos. 

Artículos relacionados
Ideas prácticas para la decoración de dormitorios. Guía de consejos para decorar una habitación.