Colchones viscoelásticos, todo sobre ellos

La viscoelástica es una especie de espuma de poliuretano y que dentro de sus principales propiedades está la de ser elástica y viscosa.  

Tipos de viscoelástica que existen

Teniendo en cuenta su fabricación, existen dos tipos:

De molde. Esta consiste en echar una espuma, similar a la de afeitar, en un molde, la cual sube rápidamente y se seca. Este proceso es bien rápido de fabricar, y de acuerdo a su coste es más económico pero al transpirar muy poco provoca lo que se conoce como efecto de huella. Con este modo de fabricación se han hecho diferentes tipos, algunas con mayor calidad que son las que se emplean por las mejores empresas, y otras con mucha menos calidad que son las que se importan.

Espumada.Este proceso de fabricación es mucho más complicado y necesita una mayor inversión, pero con este se logra mejores propiedades viscoelásticas. La Viscoelástica de Soja, reflejada en nuestros modelos de Bambú Evolution o Bambú Ecologic, es uno de los ejemplos que evidencian este tipo de fabricación teniendo una calidad elevadísima. También existen otras más sencillas capaces de superar a la de cualquier molde. Fuente: ColchonClub.es.

Propiedades de este material

La viscoelástica no da ni frío ni calor, es un material atérmico. Ahora, lo que hace que causen alguna sanción es el modo de fabricación pues si se emplea el de molde al no transpirar la humedad ni eliminar el calor provoca una sensación de pesadumbre. En el caso que se utilice espumada este padecer desaparecerá.

Parámetros a tener en cuenta a la hora de seleccionar un colchón

Si quieres obtener unos de los mejores colchones viscoelásticos te aconsejo que busques espumas que tengan una buena transpiración cuyos poros sean bien grandes y que se encuentren comunicados entre ellos. Además debe tener una gran resiliencia para que de este modo nos permita movernos con soltura.

Debe tener la compresión ideal, no debe ser ni muy blando ni muy duro porque solo así cumplirá sus objetivos. No debe verse afectado por ningún cambio de temperatura así como tampoco debe sufrir cambios violentos en su dureza.  

Debe lograrse una buena adaptabilidad y elasticidad que nos permita mantener la posición correcta, y logrando que la presión hacia abajo sea uniforme.

Algunos conceptos

La resiliencia consiste en la energía de deformación que se puede recuperar. Se considera además como el trabajo que se realiza desde el exterior para deformar un material. Como concepto general se puede decir que es la capacidad que tenga un determinado material para recuperarse y su unidad de medida es kg/cm2 o J/m3.

La porosidad de una espuma se refiere al nivel de aire que es capaz de atravesarla en un tiempo establecido. Si se toma como ejemplo una espuma viscoelástica de ebullición lenta transpirable se estima que sea 13litros/minuto; en el caso de que fuese una ebullición rápida serias de 2 0 3 litros/minutos.

La densidad es un parámetro que indica cuánto pesa pues su valor inca cuantos kg hay en un metro cúbico. En el caso de la espuma este parámetro nos va a indicar si una es más o menos pesada, pero no va a mostrar su peso.

La compresión se considera un proceso físico o mecánico y que tiene como objetivo que un cuerpo sea sometido a la acción dos fuerzas opuestas, El resultado de este evento es lo que se conoce como compresión y se expresa en Kpa/cm2. Si nos referimos a un colchón de este tipo se recomienda que la espumas de abajo del núcleo sean de mayor compresión que las de arriba.

Posición de un colchón viscoelástico

Se debe tratar que tenga la zona viscoelástica de su núcleo hacia arriba porque es la región donde se acostumbrará el cuepo, en aquellos colchones que sean viscoelásticos en ambas caras no se logrará el efecto deseado ya que la parte inferior no soportará el peso de nuestro cuerpo. 

Fuentes: Consumer - LaVanguardia

Artículos relacionados
Ideas prácticas para la decoración de dormitorios. Guía de consejos para decorar una habitación.