Consejos para elegir la cama ideal

Cama para una habitación moderna

La cama es el elemento más importante de una habitación. Esta afirmación tan tajante no admite discusión. Y su importancia radica en dos razones principales, una referente a la salud y a la otra relativa a la estética.

Desde el punto de vista médico, en la cama es donde descansamos cada noche y, de la comodidad de ésta, dependerá la salud de nuestra espalda y de más aspectos que no podemos llegar a imaginar.

Pero como ésta es una web de decoración, también hablaremos del aspecto estético de la cama, que también es un factor a tener en cuenta. ¿Por qué? Pues porque la cama es el elemento más grande que hay en la habitación, por tanto es el que más se ve y uno de los primeros que marcan las sensaciones que desprende una habitación.

Sabiendo estas dos razones de peso, es muy importante conseguir una cama que se adapte a nuestras necesidades y, en la medida de lo posible, que ésta vaya acorde con nuestra decoración. Y de este último aspecto es del que hablaremos en el siguiente artículo.

Uno de los primeros aspectos que queremos aclarar es el del tamaño de la cama. Y es que no siempre una cama más grande es una cama mejor. La cama debe ser ideal para la habitación en la que va a estar colocada. Es decir, una habitación pequeña necesita de una cama pequeña. De lo contrario, la cama se comerá todo el espacio y la habitación parecerá ridícula.

Hablando de habitaciones pequeñas. ¿Dónde colocar una cama en una habitación pequeña? Pues aunque no es lo mejor, siempre debemos colocarla pegada a una pared. De lo contrario, la cama ocupará más espacio del deseado.

¿Con o sin cabecera? Éste es un debate muy interesante, porque hay pros y contras para cada elección. Las cabeceras quedan visualmente muy bien, por lo que lo ideal es que elijas colocarla. Ésta te ayudará a crear un espacio agradable y bonito. Pero ocupan espacio, ya lo sabemos.

Si tienes problemas de espacio, ¿cómo solucionarlos? Pues colocarlo una cabecera visual. Hablamos de colocar en la cabecera de la cama un cuadro con personalidad y que combine bien con el estilo de la habitación. El efecto será muy llamativo, te lo aseguramos.

La estructura de la cama es otro tema a tener en cuenta. Madera, hierro,aluminio,… Hay muchas opciones. Unas son más estéticas que otras, otras más resistentes, etc. Todo dependerá del estilo de tu habitación y de tu economía.

Pero principalmente de lo que más debes preocuparte es del colchón que coronar esa estructura. Éste debe ser cómodo y beneficioso para la espalda. En este elemento de la habitación es en el que menos debemos escatimar gastos, porque su funcionalidad se nota en el futuro, y los problemas cervicales son mucho más caros que un buen colchón.

Y terminamos con uno de los aspectos a tener más en cuenta, porque marcan el estilo de la cama independientemente de las anteriores claves que veíamos. Hablamos de la ropa de cama. Ésta es capaz de trasformar por completo el estilo de una cama, así que elígela muy bien combinando con el estilo que buscas y préstale más atención de la que habitualmente se le presta.

Artículos relacionados
Ideas prácticas para la decoración de dormitorios. Guía de consejos para decorar una habitación.